No han querido dar nombres de determinadores de secuestro: general Mendieta

Durante doce años, el policía estuvo secuestrado tras la toma de Mitú. Dice que el hoy partido político debe contar la verdad sobre lo ocurrido, más allá de pedir perdón.

“El secuestro solo dejó una profunda herida en el alma de los afectados e hirió de muerte nuestra legitimidad y credibilidad”, escribió el antiguo secretariado de las Farc en una carta en la que pidió perdón de forma pública a las víctimas de secuestro cuando estuvieron alzados en armas.

En el país de las bombas, las emboscadas y las pescas milagrosas, el secuestro estuvo ahí, latente, con miedo de viajar o incluso, de salir de casa, familias enteras padecieron el horror de esperar con la puerta abierta todas las noches para que su secuestrado entrara, o madres sentadas al lado del teléfono 24 horas atentas a una llamada con alguna noticia de sus hijos, y el radio encendido para escuchar una noticia.

Cuando era teniente coronel, al general Luis Herlindo Mendieta las Farc lo secuestraron en la reconocida toma de Mitú, ocurrida el 1 de noviembre de 1998. Pasaron doce años hasta que el Ejército Nacional lo rescató. El día de su secuestro, lo único que alcanzó a decirle a su familia era que los amaba, sin saber si un día, los iba a volver a abrazar.

Las Farc dejaron las armas y firmaron el proceso de paz en 2016, dejando atrás décadas de sangre y guerra y pidieron perdón calificando al secuestro como un error gravísimo.

El general Mendieta habló, reaccionó lo dicho por el hoy partido político.

“En ese derecho a la verdad, tanto individual como colectivamente, no han querido reconocer, ni han querido dar nombres de los determinadores, de los que se inventaron las jaulas de concentración, las cadenas los candados, las mismas manilas alrededor del cuello, estar atadas a los árboles. También la parte de cómo estábamos como rehenes, porque ¿quién se inventó entonces el intercambio humanitario?”, expresó.

Relató cómo eran “objeto de mercancía”, utilizados para hacer canjes o intercambios con el gobierno, dice él, violando todos los principios del derecho internacional humanitario y los DD. HH, infringiendo las normas y que no pueden justificar con base en su normatividad, cometer esos delitos, y señala que son “mentiras que ellos se creen y quieren convertir en verdad”.

“Ellos en este momento lo que tienen que contribuir es con la verdad, y seguramente, si no se producen sentencias, tocará acudir a organismos internacionales para que se aplique justicia porque eso es lo que están esperando las víctimas: ese derecho a la justicia. Ahora el derecho a la reparación ofende cuando ellos manifestaron un ´’quizás, quizás´, dijeron que iban a entregar unas escobas, unos traperos y otros elementos. Aquí se necesita una acción enérgica del Estado”, agregó.

Reclutamiento

Después de doce años en cautiverio, el general Mendieta manifestó que tras conocerse una serie de versiones de lo que exjefes de las Farc relataron en la JEP, quienes indicaron desconocer de prácticas como fusilamientos, abortos y otros delitos conexos al reclutamiento de niños y niñas, dijo Mendieta que ellos no pueden desconocer, cuando él mismo vio que esas prácticas sucedían.

“Sí hubo reclutamiento de menores, nosotros los vimos en el mismo instante de la toma del ataque a Mitú, posteriormente en el desplazamiento tanto en lanchas y por la selva, allí vimos numerosos menores de edad que portaban armamento, que portaban equipos y eran los encargados de custodiarnos e intimidarnos con esos fusiles, y amenazarnos con ser asesinados. Posteriormente las Farc están manifestando que no han reclutado menores de 15 años, eso es absolutamente falso, no están contribuyendo en nada con la verdad”, dijo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
¿ Necesitas ayuda ?
Bienvenidos al Movimiento Patria Nueva ¿ Podemos ayudarte ?